martes, noviembre 15, 2005

Corridas

Si existiera un aparato que midiera los picos de estrésssssssss este sería uno de esos días en que el pico de estrés en mí estaría por las nubes. No siempre mis días son así a las corridas, hoy fue de esos días en que me la pasé subiendo y bajando escaleras, hasta que me di por vencida y me traje la pc acá cerca y mientras la escaneo, aprovecho para tomarme un respiro y sentarrrrmeeee, y de paso aprovecho para escribir, puse el aire acondicionado ya casi estoy cómoda, pero no del todo, pq tengo hambre, pero no tengo tiempo para comer, al menos no por ahora, mi descanso será breve.
Buenos Aires, hoy parece agitada, no entiendo bien por qué, al parecer son los finales en los colegios, profesorados, etc etc que veo a todos los estudiantes corriendo haciendo trabajos, impresiones, etc etc... y también están los otros que no son estudiantes y deben ser los que van o vienen de sus trabajos, pero todos corren, la vida en una ciudad grande como Buenos Aires, siempre es así, no recuerdo que ni yo haya caminado despacio por estas calles. Recuerdo que por años, mi rutina diaria, no era ir al gimnasio, sino más bien, levantarme temprano, ir a la facu, si es que tenía clases a las 7 de la mañana y eso implicaba el levantarme como a las 4:30 a 5:00 de la madrugada, salir corriendo a tomar el colectivo hacia la estación, tomar el tren sarmiento, que por cierto no es de lo más recomendable pero es la única opción rápida para llegar al centro. Llegar hasta la terminal del centro del tren implicaba, salir de los vagones corriendo ir a tomar el otro colectivo hasta la facu, tomar las clases, luego salir corriendo a tomar el subte o si con suerte ese día el docente terminaba un poco antes la clase, uno podía darse el lujo de ir caminando al trabajo y así llegar más relajada, luego el trabajo, siempre me gustó lo que hacía o más bien hago, me refiero a mi profesión, ahí no se corría con los pies pero como sea había que estar siempre acelerado, osea que luego de eso terminaba con la mente agotada... luego del trabajo debía salir nuevamente a las corridas a tomar el colectivo y rogar que ese día no hubiera congestionamiento en las calles que sino llegaba tarde a clases. Dependiendo de la materia que estaba cursando a veces salía a las once de la noche o si salía temprano era a las 10, y nuevamente había que hacer el viaje de regreso, y obvio a las corridas para no perder el tren, que a esas horas perder un tren implicaba estar por media hora más esperando el siguiente tren, por lo tanto era llegar ya casi de madrugada a casa.... y mientras tanto dar señales de vida en el viaje de regreso, avisando por el celular... no te preocupes má, ya estoy en el tren, ya subí al cole, o estoy tomando un remis a casa y me dejará en la puerta. Buenos Aires es una ciudad que no duerme por lo tanto los chorros (ladrones) tampoco duermen y de noche puede ser una ciudad muy peligrosa, pero a veces basta con tener bien los pulmones como para gritar tan fuerte que queden sordos y salir corriendo.... puede sonar anecdótico y hasta cómico pero les aseguro que da resultado.
Corridas.. digo ahora, por qué será que no podemos poner un freno a eso?... qué andamos persiguiendo?, ser responsables?, un título? bienestar? felicidad? qué nos hace correr?, es el tiempo que no para.. que como verdugo anda tras nuestros pasos pisándonos los talones.. parecemos un ratón que anda tras un queso que no puede nunca atrapar, porque si hoy buscamos algo, y..... lo conseguimos, mañana será otra cosa la que nos haga correr; tampoco quiero decir que debiéramos ser conformistas y ser quedados, que como carretilla necesitemos que nos estén empujando para hacer algo, sino mas bien que pensemos que mientras vivamos corriendo pensemos simplemente cuantas cosas podemos dejar pasar por estar tan afanados en buscar vaya uno a saber que cosa... y en esas corridas hasta quizás llegue un momento en que perdamos de vista lo más preciado, espero que así no sea....
Bueno hoy me tomé mi tiempo, descansé.. seguro dentro de unos minutos más seguiré corriendo, pero al menos tendré presente que me di mi tiempo, quizás tiempo solo para escribir, pero tiempo al fin, una pausa.. y eso es suficiente.
Luego también antes de cerrar estas líneas... ten presente que bien de mañana uno puede optar por no levantarse a las corridas, sino más bien tomar como el momento más oportuno esas horas tempranas para que puedas dedicarte a pensar en lo sublime, comunicarte con tu creador, si no lo hiciste hoy, mañana podés hacerlo.. pero no dejes que las corridas del día te hagan perder ese contacto.
Pum!!! y se terminó la pausa... snifff...

4 comentarios:

monica dijo...

Grande Lily, a pesar de las pavadas y las corridas siempre tienes tiempo para pensar en lo esencial.
buenísimo lo que escribiste hoy y ciertísimo.che y será que si sos tan inquieta es por el estresante ritmo que tenías antes al estudiar y trabajar?
como dice el famoso anuncio, stop tómate un kit kat.jajajaja

Lilian dijo...

acá diríamos, me tomo 5 minutos me tomo un té.. otro anuncio publicitario.. será que todo el mundo necesita de hacer un stop no?

Anónimo dijo...

Hola Lily, hoy llegué a tu blog ... me gusta leerlos a veces , pero me aburro muy rápido, sin embargo el tuyo lo leí completito.....y me pareció muy entretenido, tienes la virtud de escribir de manera de cautivar siempre la atención del lector, y aunque yo tampoco soy muy bueno para leer, tu forma de escribir me dejó enganchado y leí todo, hasta los comentarios de "monicamar".

Bueno .... el tiempo .... como sabemos que existe? parece que solo porque empezamos a cambiar y a disminuir nuestra capacidad... el tiempo es muy importante, ya que a veces la vida pasa tan rápido que no nos damos cuenta, solo envejecemos y cuando queremos hacer cosas nuevas , nos damos cuenta que ya no podemos... la vida es muy agitada, no conozco Buenos Aires, yo soy de Santiago, de Chile, también se vive muy rápido y acá he visto como en algunas oportunidades hay gente que vive muy agitada y de pronto hacen una pausa, ... a veces una pausa obligada, como por ejemplo por enfermedades,en ese momento el doctor dice que debes guardar reposo y te acuestas y comienzas a ver como pasan los minutos, y las horas, y miras hacia atrás y te das cuenta que las prioridades parecen no estar en orden en tu vida, pero como sea, aún es tiempo de recapacitar, lamentablemente a veces creemos tener tiempo cuando el reloj para algunos ya se ha comenzado a detener. Mucha razón tenía Salomón cuando decía que debemos disfrutar y alegrarnos en nuestra juventud... teniendo en consideración el fin del discurso..." Teme a Dios ... porque esto es el todo del hombre".
Es por eso que hay que disfrutar el día y entregar lo mejor de nosostros porque puede ser el último día que estemos sobre la tierra,... el otro día escuché a alguien que decía que no se dormía con deudas, cada día lo iba cerrando porque no sabía si al día siguiente tendría la oportunidad de volver a ver a las personas con quienes se realcionaba.
Que bueno conocer gente entretenida como tu, es rico reirse, pero más importante aún es hacer la pausa que te conecta con el cielo y con tu Creador, esa pausa también es el secreto para oler bién.

Saludos

Néstor Araneda

Lilian dijo...

me alegro que no te haya aburrido este blog y te hayas detenido a leerlo completo, tu comentario, es buen incentivo para mi a continuar escribiendo, como digo yo,escribir "mis pavadas".En definitiva es eso, escribir lo que se te cruza por la cabeza no?... al menos mientras no tenga que hacer una pausa obligada y forzosa, estaré acá... supongo que escribiendo.

Visitando a AQD

Visitando a Claudia

Conociendo Lugares

Me Visitan desde

sos el visitante Nº