martes, agosto 01, 2006

Recuerdos del Y2K

Recuerdan qué era el Y2K?, bueno por si no lo recuerdan ante la llegada de año 2000, surgió el término Y2K, todo el mundo hablaba solo de ello; fue una de las mayores crisis informáticas por el que pasaron todos los sistemas que no soportaban los 4 dígitos para registrar el año, osea el formato fecha "dd/mm/aa" necesitaba ser de formato "dd/mm/aaaa".
Por qué me pongo a hablar de esto? bueno simplemente porque el otro día estaba conversando con Diego, una de las personas que asiste a nuestros cultos de reunión. Como adventistas solemos estudiar por trimestres unos folletos temáticos que los estudiamos durante la semana y los sábados de mañana, charlamos o debatimos esos temas estudiados o leídos; y este trimestre estamos estudiando temas proféticos, y una de las personas que más participa preguntando es precisamente Diego, las profecías Bíblicas no son fáciles de comprender, y más si uno se pone a estudiar asuntos que tengan cosas que ver con el tiempo del fin, que suele ser mucho más complicado, de hecho creo que todos los seres humanos deseamos o tenemos la curiosidad sobre qué deparará el futuro, si no fuésemos así de curiosos, los dichos de Nostradamus o cualquier persona que dijera vaticinar el futuro, pasaría desapercibido pero no es así, conozco gente que incluso, desearía que alguien le dijera que le sucederá mañana, como para así saber que debiera hacer.
Y ese día Diego al salir vino a hablar conmigo, no me conoce físicamente porque él es no vidente, me reconoce por la voz, y me dijo Lily, lo del fin del mundo es todo un tema atrapante, y que da ganas de hablar de ello, aunque claro como humanos a veces creamos susceptibilidades en las personas, como sucedió en el año 2000, cuando algunos decían que sería el fin del mundo, sobre todo cuando era niño uno veía el 2000 como algo lejano, además con lo que se especuló con respecto a lo que sucedería con los sistemas informáticos, muchos veían venir para ese año una catástrofe mundial y nada de eso ocurrió.
Y tenía razón Diego, nada de eso sucedió, yo recuerdo que más que catástrofe para mi, fue todo lo contrario; porque como informática, y todos los informáticos, creo que gozamos de buen auge laboral, para mi fue la oportunidad de conseguir mi primer trabajo como informática, aún estaba cursando las materias en la facultad allá por el 98 cuando vi un aviso, al que pedí en secretaría académica que enviaran mi CV, ellos me recomendaron y allá fue mi CV, luego de un par de entrevistas, exámenes, etc. quedé integrando el equipo de trabajo, que se encargaría de corregir los sistemas del gobierno de Argentina; desde ya que cada empresa particular si no quería ser alcanzado por ese caos, tenía que armar su equipo de trabajo, y claro presupuestar para ello; y así para mi fue conformar ese grupito que gozaba del OK del presidente de la nación y de la jefatura del gab. de ministros, cuando recuerdo eso, para mi fue como haber vivido ese tiempo una de esas películas de ciencia y ficción, un grupo de gente rodeado de máquinas revisando los códigos de los sistemas, modificando, probando, armando los planes de contingencia, viendo modos de implantación, si había tiempo realizando la reingeniería de algunos sistemas, se trabajó en serio, pero aún así fue más lo que se exageró con respecto a ello, es cierto que si no se corregían esos sistemas iba ha ser un gran problema; por ejemplo en un sistema de jubilación, uno en lugar de tener años de aporte podría quedar con años de deuda de aporte, o cosas así irían a suceder. Pero.... aún así, siendo esa una falla grave, no iría ha ser el caos del mundo, bueno en sistemas si lo es de cierto modo, pero no para la humanidad, en sistemas de tiempo real esos errores son mucho más críticos, pero con todo, se estaba siendo muy cautelosos y todos estaban abocados a solucionar eso, pero tan exagerada fue la gente que recuerdo que una vez escuché por la radio que algunos ciudadanos norteamericanos estaban acumulando en sus casas víveres, por si llegaba a suceder algo más que el caos informático o no sé... quizás porque todo estaría informatizado allí, llegaría a suceder que las ciudades quedarían desabastecidas de cosas básicas, y no es que exagero, sé que así fue la paranoia con respecto al año dos mil, porque tengo amigos que viven allí y que no fueron los únicos que estaban guardando cereales, alimentos, agua en sus alacenas.
Lo que si creo que pasó.. es que como a ningún cambio de año al 2.000 se lo esperó espectantemente, en el trabajo fue así, el jefe del equipo ese dia 31 de diciembre del 1999, se quedó en el organismo haciendo guardia, y si algo llegaba a suceder, teníamos la obligación de presentarnos al trabajo, sea la hora que fuera. Pero como era de esperar no sucedió nada, el cambio de año fue tan normal como cualquiera, y ya todo estaba corregido.
Pero cuando el fin es inminente, el temor se apodera de las personas no? y si alguien le quiere poner una fecha, claro, luego que esa fecha pase, terminará convirtiéndose en un chasco o en alivio.
Y algún día sucederá.. el detalle es que por más que querramos ponerle una fecha al fin de todo, no sabremos cuándo. Así que yo ya sé.. si me dicen o me dan una fecha, sé que son puras mentiras, porque lo son, lo único cierto es que sucederá, y solo espero que cuando eso suceda no nos sorprenda.

4 comentarios:

Martin Bolivar dijo...

Sólo Dios puede saber nuestro futuro. Acá en España se especuló con que Nostradamus había dicho que la escuadra española vencería en la batalla a la alemana, estimando que España ganaría a Alemania en el Mundial de Fútbol de este año. España no llegó ni siquiera a las semifinales. Una buena reflexión de tu blog, interesante, al que suelo visitar aunque no deje comentarios. También te agradezco tus amables visitas.

monica dijo...

Pues sí che, pero yo más que decir que no nos sorprenda,digo, que cuando ese momento llegue, estemos preparados.
No sabemos cuándo, pero algunos sabémos cómo. Y cuando lo sabes, sabes a qué aferrarte,y ese fin del mundo lo vives sin temor, porque sabes en qué bando estás y quién va a ganar.
¿Qué más se puede pedir? Mantenerse firme en el bando ganador pase lo que pase.
Besitos che,como siempre una entrada reinteresante.

Lety dijo...

Vivir enseña, en días pasados pretendieron ponerle una fecha a mis días y resultó que no, que no tenía por qué serlo.

Pero he aprendido que debo estar preparada, porque el día llegará cuando menos lo espere.

Te dejo mi saludo afectuoso Lilian

Lilian dijo...

Es cierto que solo Dios sabe y conoce el futuro.
Y Lety, cómo es eso de que quisieron ponerle fecha a tus días?
Un beso a todos!!
Lily

Visitando a AQD

Visitando a Claudia

Conociendo Lugares

Me Visitan desde

sos el visitante Nº