jueves, agosto 24, 2006

Éramos tan pobres.....

Éramos tan pobres, que frase tan dicha y conocida no??.. bueno pero con esa frase comienzo este post.
El otro día, conversando con un amigo, recordé que cuando era chica, (aún una niña), jamás había creído en Santa, ni papá noel, ni como se lo llame en cada país; osea que jamás mis papás se hicieron drama por cómo decirme que "no existía", simplemente porque para mi y mis hermanas nunca había existido jajajaja.
Sin embargo, a pesar de que en navidad no recibiéramos regalos, recuerdo esa fecha como una de las más bonitas vividas en mi infancia. En casa no había árbol de navidad, ni luces intermitentes, tampoco turrones ni masitas ricas, ni todas esas cosas que uno consume para navidad, no creo que mis padres nos privaron de eso porque no creyeran en la navidad ni nada por el estilo, simplemente en mi casa había cosas más importantes y necesarias, por las que ellos estaban preocupados, estaban edificando la casa, un solo trabajo (el de mi papá), que el presupuesto no daba para esas cosas. Si bien mi mamá se las ingeniaba para que esa noche tuviéramos una cena distinta, cocinaba algo rico para esa ocasión, y nos despertaba a medianoche para degustar lo que había preparado... cómo me costaba levantarme a las 12, y para mi era tan tarde estar despierta a las 12, que hoy siendo grande a las 12 de la noche recién me acuesto, e incluso hay días en que a la madrugada recién voy a dormir, pero ese es otro tema, contaba que mi mamá nos levantaba para la cena de las 12, al mismo tiempo se escuchaba el campaneo de iglesia de la ciudad, muchos fieles creo que a esa hora iban a misa, se vivía una fiesta. No era tan comercial como veo que la navidad es ahora.
Días antes y los posteriores a ese 25 de diciembre con mis hermanas y algunos amigos del barrio solíamos ir por las casas bailando al son de los villancicos, y a cambio de bailar en las casas nos daban refrescos, golosinas y galletas, y nosotros felices.. bueno también era la costumbre del lugar que los chicos anduviéramos así.
Y en todo ese tiempo, no recuerdo que alguna vez alguien haya mencionado a papá noel, o que a las 12 por la chimenea nos tiraría algún regalo, bueno por la tele recuerdo haber visto algún dibujito o película sobre eso, pero para mi por entonces papá noel era un cuento chino, más bien creo que creía que eso solo sucedía en las películas, me parecía demasiado fantasioso como para que sea real. Y demasiado generoso como para estar repartiendo regalos, quien podría tener tanta plata como para regalar a todos los niños del mundo??
Bueno, se nota que nuestra realidad era otra, yo si sabía que para navidad, se acostumbraba hacer regalos, pero también sabía bien que en casa no podíamos pedir eso, además si pidiera regalos mis papás de seguro me regalarían ropa y no juguetes, porque para juguetes no podíamos.. de hecho igual.. lo bueno es que con mis hermanas creo que no extrañamos eso.. porque como alguna vez dije.. de toda mi vida, mi niñez fue la etapa que más recuerdo como la mejor vivida, sin juguetes, pero con mucho para entretenerme, nuestros juegos más bien eran de subidas a montañas, quemar arbustos, jugar a las bolitas, salir corriendo rápido si al andar jugando y quemando arbustos por ahí.. alguna vez casi incendiamos las ropas y casa de algún vecino, o en estado de toque de queda con estado de sitio, pq gobernaban los militares, era prohíbido estar fuera de casa pasada cierta hora y con mis hermanas y otros amigos salíamos a esa hora prohíbida a jugar, así de noche en la calle, creo que solo era para luego salir corriendo si escuchábamos por ahí una voz de "alto!!!", bueno debo reconocer que fuimos algo salvajes para idearnos los modos de juego, una vez recuerdo que uno de los vecinos ya joven él.. nos hizo una broma, por la calle oscura se hizo pasar por un soldado y nosotros creyendo ser descubiertos cada uno fue a ocultarse tras los arbustos al pie de la montaña que estaba frente a mi casa y todos quietos muertos de miedo, hasta que lo reconocimos y salimos a reírnos, igual si nos llegaban a descubrir creo que no nos hubieran dicho algo, sino a nuestros padres, porque a niños entre los 10 años, aún estábamos bajo la responsabilidad de los padres no?.. bueno cosas como esas mis padres ni enterados, claro mientras él trabaja en otra ciudad y mi mamá estudiaba el secundario, nosotras nos divertíamos como podíamos, no teníamos juguetes en casa para jugar así que los juegos los inventábamos.
E incluso si nos íbamos al campo donde vivían mis abuelos... con mis hermanas y un tío de nuestra edad, hacíamos nuestra casita en el árbol, para estos juegos no nos hacía falta dinero, solo salir a buscar un buen árbol, cortar ramas y más ramas, y trabajar armando la casita; o cazar mariposas.. bueno eso es algo salvaje y cruel, hoy ya no lo haría.. pero qué se yo.. no siempre para disfrutar de la vida, hace falta dinero no?..
Entiendo que son otros tiempos, hoy la vida en una ciudad grande no es igual, y un chico acá vive creyendo en papá noel, y se siente desdichado si para navidad no tiene su regalo, y también creo que hasta es todo un trauma el enterarse que santa no existe, que hasta los papás no saben cómo ingeniarse para decirles que ellos son santa, y reyes mayos y todos los que supuestamente andan por ahí dando regalos. Yo creo que si tuviera mis hijos, no les hablaría de santa, no sé.. a mi entender no le veo mucho sentido a eso de enseñarles a los niños que santa es quien da los regalos de navidad, más bien les hablaría de otras cosas.. bah! no sé digo.. yo que sé.. pero la realidad es otra y creo que en todo caso preferiría ser realista y claro que ellos imaginen lo que quieran, que en eso.. está lo mejor de la niñez.

5 comentarios:

Hada Morena dijo...

Al parecer tuviste una infancia espectacular, llena de sana diversión, emociones y compañerismo, cosa que actualmente está en peligro de extinción.

Cuando tenga hijos no les haré creer en Santa, es una cruel mentira que luego tienes que sustentar con más mentiras. Le pedimos a los niños que no mientan pero somos a veces los primeros en mentirles para justificar una "tradición." Pues yo no lo patrocino.

Besitos y saluditos de un hada que voló por estos lares...

Lilian (Brasil) dijo...

Querida Lilian, escribes muy bien, tienes ricos pensamientos... frutos de una infancia maravillosa!!! Estoy encantada!
"Um beijo" (Beso).

Lety dijo...

Yo tuve regalos en navidades, pero nunca me llevaron a Disneylandia, cuando pude llevar a mis hijos, puedo decirte que gocé como una niña, y lloré en casi todas las diversiones lloré de alegría porque Dios me permitía estar ahí con mis hijos, porque podía darles lo que no tuve.

Imagino lo que tú gozarás con las naviades de tus hijos, porque en verdad es mejor dar que recibir

Te dejo un abrazo enorme querida Lilian

CAVA dijo...

TU POST ME HA PUESTO A PENSAR Y ME HA RECORDADO ALGUNAS COSAS DEL PASADO...

UN BESO, CUIDATE MUCHO.

Lilian dijo...

Hadita, me parece bien que no pienses seguir con la mentira de santa, yo haré lo mismo.. porque luego así los niños terminan confundidos no?

Oi Lilian!!, tocaya, bueno tenerte acá de visita, si te diste cuenta tu link está acá en el blog.

Lety, tenés mucha razón, hay más gozo en dar que en recibir, es muy cierto eso... tu toque sabio en mi blog, gracias!.

Cava, muchos dicen el pasado pisado, pero cuando los recuerdos son lindos creo que uno debe recordarlos. Porque de algún modo, esas son pruebas de que vivimos.

Un beso y abrazo a todos quienes me visitan y un buen finde. Que Dios los bendiga!

Visitando a AQD

Visitando a Claudia

Conociendo Lugares

Me Visitan desde

sos el visitante Nº