jueves, febrero 15, 2007

Recorridos V

Cuando llegué al Desagüadero, resultó que el micro en que iba quedaba del lado boliviano, y que habia que hacer trasbordo.. nos indicaron donde quedaban las oficinas de migraciones de cada país.. y que quienes íbamos a Lima, dejáramos el equipaje que ellos se encargaban de hacer cruzar la frontera, desconfié un poco, porque hasta ese momento no me había separado de mi mochila, pero como todo el mundo dejaba sus cosas, hice lo mismo que hicieron todos, luego bajé del micro siguiendo a los mismos pasajeros y fuimos todos en caravana hacia migraciones, como había viajado sola ese trayecto no había hecho ni un solo amigo, así que iba callada, hice la respectiva cola, presenté mi pasaporte, lo sellaron, y continué siguiendo a la caravana hasta migraciones peruanas, al llegar allí.. había unos niños que se ofrecían por completar el formulario a cambio de unos pesos, pero cuando viajo sola soy desconfiada hasta de los niños que se te pueden acercar así que les dije que gracias pero que prefería llenar yo sola el formulario, firmada mi entrada en Perú, y sabiendo que aún me quedaba una hora y media para conocer el Desagüadero, lo primero que hice fue buscar una casa de cambio, porque no tenía ni una sola moneda del Perú, y fue curioso.. habían puestos de cambistas que así al descubierto estaban sacando su manojo de dólares, pesos bolivianos y soles, obviamente por precaución preferí ir a una casa de cambio, según dicen ellos, los cambistas tienen mejor cotización, pero por unos pesos más no iba a arriesgarme a que en una de esas me pudieran engañar con algún billete falso..

Luego de eso ya no sabía que hacer, así que me fui a la oficina de la empresa en la que viajaría.. no había ni un solo pasajero, pero vi mi mochila y me sentí tranquila, presenté mi pasaje y como como uqe no había nada que hacer salí de nuevo.. fui caminar por entre las calles de la ciudad, municipalidad, los puestitos que habían.. pero no sé por qué me sentí como muy observada, como sapo de otro pozo, caminaba y sentía solo ojitos que me miraban, tanto que me intimidaron a acercarme a uno de esos puestos y pedir un refresco.
Y en eso que me estaba incomodando, se oyeron como unos pasos de gente que caminaba en formación y vi aproximarse por la calle como una especie de procesión, pero no llevaban ningún santo ni virgen, vi primero unos hombres que los que iban en la primer fila llevaban unas banderas dobladas, y todos vestidos con las mismas ropas, y como dos metros más atrás iban unas mujeres vestidas también con el mismo tipo de ropa, así ropas oscuras y lo único que llevaban de colores era una llijlla colorada, me quedé un rato observando hacia donde se dirigían.. pero parecía que no iban a ningún lugar solo caminaban por las calles como si nadie los mirara y como si ellos tampoco miraran a nadie. Me quedó la incógnita de saber de qué se trataba tal vez era un modo de estar de luto por alguien.. no lo sé.. solo sé que cuando me dí cuenta de la hora ya era hora de estar subiendo al micro así que me apresuré a tomar el bus, como dicen algunos.
¿Alguien sabrá de qué se trata eso?.. me pregunto qué hacían esas personas así vestidas.. pregunto porque me quedó esa duda.. y no fue solo en el Desagüadero que vi eso, porque ese mismo día unas horas más tarde, allá en la ciudad de Puno vi el mismo tipo de personas con esa vestimenta pero esta vez ya de pasada.. ya cuando abandonaba la ciudad. Si alguien sabe de qué se trata.. me podría decir?? ya que de mis amigos peruanos ninguno supo decirme de qué se trataba

2 comentarios:

Gina Giatti dijo...

Sus palabras me dejaran muy contenta!
Un gran abrazo.
Sólo puedo elogiar.
Buenos Aires es preciosa.
Hasta la próxima.

Anónimo dijo...

como estas cerebro
me encanto tu sitio,
como te comente las fotos son bellisimas
saludos para buenos aires y espero q pronto pases nuevamente por stgo
abrazos mil

atte florcita

Visitando a AQD

Visitando a Claudia

Conociendo Lugares

Me Visitan desde

sos el visitante Nº